PAOLO MALDINI: “HAN DESTRUIDO MI MILAN” – Entrevista íntegra concedida a La Gazzetta dello Sport.

19 Mar

Paolo Maldini, que jugó en el Milán durante más de 25 años y que llegó a disputar hasta 126 partidos con la selección italiana, ha concedido una entrevista a La Gazzetta dello Sport, donde valora la mala etapa por la que pasa el AC Milan. 

Paolo Maldini ¿vió el partido del pasado domingo?

“Sí, también ante el Atlético y casi todos los de los últimos dos años. Dentro llevo una mezcla entre rabia y desilusión, no tanto por los resultados, porque ya ha sucedido el acabar décimos o undécimos, pero es la impresión es que todo se ha tirado por la borda todo lo que se construyó con esfuerzo durante los últimos 10 años. Esto me hace mucho daño. Esto me pone muy triste. El Milan ha tenido la buena suerte de tener sinergias más ganadoras con ciclos similares en los que había mucho trabajo detrás de los triunfos. Ver todo destruido me vuelve loco. Sufro viendo al Milan en estas condiciones”.

¿De donde nace esta situación? ¿Por qué está así el equipo?:

“Del adiós de tantos jugadores con una mentalidad ganadora. Creo que los éxitos depende en primer lugar de los hombres. En el Milan pasé los últimos 25 años, pero, ¿quién trabaja en el club? Nadie. Del histórico Milan solo queda Filippo Galli, responsable de la cantera. Y luego está Tassotti, he escuchado que se podría marchar en cuanto acabe la temporada. Si fuera así sería un daño alucinante. Perderían otro trozo de historia. Espero que no sea cierto. En el Bayern de Múnich y en el Real Madrid los símbolos trabajan con el club. Este es el primer gran problema. La Juve se dio cuenta y empezó a reestructurar con un sólido grupo de italianos que saben como alcanzar los éxitos”.

Dicho así, podría parecer un discurso personal suyo, ¿que piensa?

“Lo sé, pero no es un discurso personal. Alguno puede pensar que quiero escupir en el plato donde comí, pero no es así. Sufro viendo al Milan en estas condiciones. Tengo dos hijos que juegan en las categorías inferiores, uno de ellos ahora está cedido en el Brescia. Me siento parte del club”.

Barbara Berlusconi y los hinchas destacan que el Milan invierte mal. ¿Está de acuerdo?

“El club debería declarar que tiene otros objetivos: no se puede competir con la Juve y no está entre los 10 primeros de Europa. No existe un proyecto, se mira solo hoy y no al mañana. Se deben comprar jugadores funcionales al juego, no fichar únicamente a los parámetro cero. Te puede funcionar una vez, pero no siempre. Y luego si haces un contrato faraónico no sirve de nada. Pero el problema es estructural”.

“EL Milan tiene muchos trabajadores pero está infraestructurado a nivel deportivo. Galliani es un grandísimo dirigente, pero no es capaz de comprender a los jugadores. Lo hace todo él y esto no es posible. Si confías siempre en los mismos procuradores, en uno en particular, unas veces puede hacer un gran negocio, otros no. En la base debe existir el conocimiento. Braida en los últimos años tuvo un papel de marginado. Antes estaba Leonardo, que ayudaba a entender si un jugador se podía adaptar al Milan o no”.

“Recuerdo que cuando Leonardo quería a toda costa que fuera el director deportivo, Galliani dijo: “Es una figura superada”. Eso no es cierto. Si te rodeas de gente capaz menos errores cometerás. Pongo el ejemplo de Pirlo: si llega un entrenador y te dice: “Andrea está acabado y ya no me sirve”, debe existir alguien en el club que diga: “No es cierto, Pirlo es un patrimonio del club, debe quedarse”. Así quizás no se le habría hecho un favor a la Juve. Otro límite: el Milan de hoy no puede ser que no se pueda permitir tener una red de ojeadores en condiciones. Antes se podía elegir al mejor, ahora hay que fichar jugadores funcionales para el equipo. El Milan está a años luz por detrás de los equipos mucho más pequeños”.

¿Galliani debe dimitir?:

“No me corresponde a mí decirlo, creo que se siente omnipotente, Los resultados se obtuvieron también gracias a Barbara Berlusconi. Para ganar hay que coger ideas, diseño y gran pasión. En el Milán permaneció sólo la pasión. No es suficiente”.

Pero la gestión de Galliani ha dado sus buenos frutos durante muchos años

“Sí, pero los resultados no dependen únicamente de una sola persona. Galliani es el hombre de referencia único en casi todos los campos, deportivo y no. La diferencia es que antes el Milan era un fuerte grupo que sabía gestionar el vestuario. Si alguno no iba derecho estábamos nosotros para ponerle firme. Quizás se puede pensar que únicamente estaba Galliani, pero había una sinergia de hombres con los conocimientos adecuados, más los fichajes de Berlusconi. Tras la despedida de tanos jugadores que tenían una mentalidad ganadora, todo se derrumbo.

¿Barbara puede guiar al Milán?:

“No sé. Depende de con quién se rodee. No creo que sea una experta en fútbol y futbolistas.

Hace meses se habló de su regreso inmediato al club. ¿Era cierto y por qué todo terminó?

“Tuve varias charlas con Barbara, tras la división de competencias fui indicado como el sustituto de Galliani para el área técnica, pero después no volví a escuchar nada. Ella me quería para transmitir todo de lo que hablamos entonces, yo estaba listo para un puesto en el ámbito deportivo, pero no hubo continuación”.

¿Cuanta culpa tiene el club?

“Seguro que esa situación no le agradó a los jugadores. Ya hubo problemas en el pasado, pero fuimos gestionados en Milanello por el entrenador, capitán y jugadores”.

¿Seedorf es el técnico adecuado para el Milan?:

“Lógicamente no tiene experiencia, tiene mucho coraje y personalidad, pero ni Guardiola podría hacer nada. No culpo a Clarence. Carece de la claridad de los objetivos. Tal vez para llegar al final de la temporada, podrías tomar a un entrenador más conservador, y luego apostar por él en el comienzo del año que viene.

¿El despido de Allegri?

“La situación de clasificación era mala, pero nunca pensé que otro entrenador podría mejorar o hacer un cambio en la temporada.

¿Inzaghi, alternativa en el futuro?:

“Entrenó dos años en el equipo juvenil y esto ya cuenta. Aunque un entrenador novato debe ser apoyado por una estructura muy fuerte para no quemarse”.

¿El equipo es tan malo como dice la tabla?

“La tabla refleja el valor de las prestaciones”.

Se habla de un vestuario dividido. ¿Ha hablado con alguno de sus antíguos compañeros?

“No, no he hablado con nadie y me creo poco los rumores, pero en estos casos se vive una extraña situación. Hay un grupo que está mal, que sienten angustia y las prestaciones se ven influenciadas, otros jugadores que se involucran menos porque ya saben que se irán. Ahí la decisión de los hombres es algo fundamental”.

Entre 1996 y 1998 el Milan acabó 11º y 10º pero luego en 1999 ganó el scudetto. ¿Ve analogías con esta temporada?

“Este Milan está a años luz de aquellos. Para reconstruir el equipo hacen falta inversiones. Por aquel entonces para ganar solo había que hacer retoques. Cuando ganamos la Champions en 2007, le dije a Galliani: ‘No pensemos que somos los mejores de Europa, porque no es así’. Ya me di cuenta que sin una renovación empezaría la cuesta abajo. Fue el primer paso, pero el golpe final llegó con los traspasos de Thiago Silva e Ibrahimovic”.

¿Cuanto tiempo hace falta para ver a un Milan competitivo?

“Solo depende de los objetivos. No creo que los hinchas solo quieran a un Milan ganador. Quieren ver un proyecto, el cambio generacional fue mortal”.

¿Balotelli está sobrevalorado?

“No es un todavía un campeón. Lo mismo se podía decir de Pato: el día que vea ponerse el equipo a sus espaldas y darle la vuelta durante 90 minutos, lo será entonces. Hasta ahora lo ha hecho a ratos. Yo no le conozco, pero tengo la impresión que si se hubiera ido a la Juve, un equipo con las ideas claras, un duro entrenador y un sólido grupo de italianos, habría dado el salto de calidad. De todas formas es un error ponerle todo el peso en sus espaldas. No es el salvador de la patria”.

¿Habría aceptado el ir a hablar con la Curva el domingo?

“Siempre he odiado estas cosas, nunca acepté que gente más joven que yo me dijera que me empeñe más cuando yo era el que más presencias habia tenido. Si no estás satisfecho, silba, pero la cosa acaba ahí. Recuerdo bien que en 2007, cuando lo ganamos todo, durante seis meses no tuvimos el apoyo de la hinchada. Ahí me enfadé. No lo comprendí”.

¿Berlusconi está demasiado ausente?

“La actual situación da a entender que él no se involucra mucho. El Berlusconi que yo conocí daba indicaciones diferentes desde el punto de vista deportivo”.

image

image

FORZA MILAN

Fuente: La Gazzetta dello Sport, AS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: